Es un tipo de volatilidad benigna

Genevieve Signoret

Carta de la Presidente

La volatilidad del mercado, al igual que el resfriado común, viene en más de una variante:la que te deja en el suelo y la que causa un mero catarro. Creemos que el tipo de volatilidad del mercado actual –conocida como aversión al riesgo (risk off)– es benigna. En las clases de activos conocidas como activos de riesgo, los episodios de aversión al riesgo impulsan temporalmente las valuaciones a la baja.Pero en el grupo conocido como activos de refugio, este tipo de volatilidad impulsa las valuaciones al alza. Por lo tanto, mediante la diversificación de clases de activos, podemos crear para nuestros clientes, y de hecho creamos, carteras que limitan las pérdidas por esta volatilidad.

En la semana al 6 de agosto, la volatilidad medida por VIX subió un 19%. Las valuaciones de los activos de riesgo bajaron:el índice S&P 500 en un 2.6% y el peso mexicano frente al dólar en un 0.6% a $1.00=MXN13.24.

Obviamente esto causó un impacto en los portafolios de nuestros clientes. Según nuestra perspectiva de escenario central, el mercado alcista persistirá  durante al menos dos años más, por lo que hemos inclinado fuertemente los portafolios de nuestros clientes hacia los activos de riesgo. Pero, debido a que este tipo de volatilidad es benigna, hemos podido limitar las pérdidas en los portafolios de nuestros clientes de dos maneras:

  1. Hemos logrado una amplia diversificación entre diversas clases de activos de riesgo. Por ejemplo, sus títulos de renta variable están diversificados en mercados desarrollados (muy bajos) y mercados emergentes (de mucho mejor desempeño), entre regiones (actualmente las acciones de la región del Pacífico se están desempeñando mucho mejor que las europeas o estadounidenses), entre países y divisas (el peso mexicano está a la baja pero su bolsa de valores está al alza), y entre sectores (si resulta cierto que la causa de la volatilidad es geopolítica, como creen algunos analistas, entonces las acciones de los productores de petróleo que tienen nuestros clientes pueden terminar beneficiándose de la turbulencia actual). Y, entre los activos de riesgo que tienen nuestros clientes, no todo es renta variable. También hay, por ejemplo, bienes raíces (el sector inmobiliario de EE UU cayó menos que el S&P en la semana al miércoles) y bonos basura de EE UU (lo mismo).
  2. Nos hemos asegurado de que nuestros clientes no sólo tengan activos de riesgo sino que también bastantes activos de refugio. (Tengan presente que al hacer esto nos protegemos contra nuestra propia perspectiva de escenario central. ¿Les estoy dejando en claro por qué asumimos un enfoque de escenarios múltiples para los pronósticos?) Estos incluyen bonos del tesoro de EE UU y otros bonos soberanos de mercados desarrollados, una gran exposición al dólar estadounidense, y algo de exposición al yen japonés, al franco suizo y a las divisas escandinavas.

Ahora bien, como mencionamos al principio, no todos los períodos de volatilidad son iguales. Según nuestro escenario central, una vez que la Fed se decida a aumentar las tasas e indique claramente sus intenciones  al mercado, un tipo de volatilidad más peligrosa afectará a los mercados –una que impulsa las valuaciones a la baja incluso en muchas clases de activos de refugio tradicionales como los bonos de largo plazo con grado de inversión de mercados desarrollados.

También hemos incorporado protecciones contra esta variante más peligrosa. Los portafolios de nuestros clientes están abrumadoramente inclinados hacia las divisas de refugio. Ello ofrecerá algo de protección contra las bajas. Pero la principal defensa que proporcionamos a nuestros clientes es una planeación financiera cuidadosa.

Para los individuos, elaboramos un plan financiero detallado hasta los 100 años de edad y formulamos un portafolio de inversión distinto para cada objetivo del plan. Cada portafolio tiene su propio mandato que incluye un horizonte de inversión. Esto protege lo más posible los requisitos de liquidez de los clientes en cada etapa de sus vidas –su calidad de vida– contra las fluctuaciones del mercado.

Para las organizaciones, entre otros servicios, modelamos tesorerías y fideicomisos para identificar balances de liquidez mínimos, máximos y óptimos. De este modo identificamos lo que verdaderamente constituye un excedente de liquidez. Podemos buscar aumentar el rendimiento de este exceso al tiempo que –nuevamente mediante la diversificación pero también coordinado los vencimientos de los instrumentos de inversión con nuestras proyecciones expertas de flujo de efectivo– protegemos la porción no excedente tanto de la volatilidad benigna como de las variantes más virulentas.

 

Cartas de la Presidente Anteriores

Baja por largo tiempo, préstamos a los hijos (2014 08 01)

Un rumor inquietante (2014 07 31)

¿Vieron eso? (2014 07 18)

¿Hacen clic? ¿Están protegidos? (2014 07 11)

 

Comentarios: Deje su comentario.